Páginas

miércoles, 25 de mayo de 2016

Paul McCartney en Córdoba

El domingo 15 de mayo de 2016 fue musicalmente histórico para la ciudad de Córdoba: Paul McCartney se presentó en el Estadio Mario Alberto Kempes con su show One On One Tour. Uno de los fundadores de The Beatles se subió al escenario cordobés, repasó parte del amplio repertorio de canciones de la banda inglesa durante más de dos horas y media e hizo cantar y emocionar a las más de 45 mil personas que presenciaron un espectáculo de alto vuelo, con un despliegue técnico y tecnológico de primer nivel. Enormes pantallas LED de gran definición, efectos especiales sobre el escenario y fuegos artificiales formaron parte de un show que, si uno se abstraía espacialmente de que estaba en Córdoba, parecía estar en algún lugar de Estados Unidos o Europa, viendo un recital como esos que se pueden ver por TV, DVD o internet. Pero era en suelo cordobés y en vivo. Increíble pero real: Paul McCartney estaba ahí, frente a tantos espectadores que -como yo- fuimos a rememorar a Los Beatles, una de las bandas más importantes de la historia de la música, cuyas canciones se convirtieron en clásicos y se mantienen vigentes. También formaron parte del repertorio temas de Paul como solista y de su época con la banda Wings.




McCartney, a sus 73 años, sigue disfrutando de subirse al escenario, tal como él mismo lo dice en el video promocional de su show One On One Tour. En una serie de notas que les hacían a cantantes argentinos de distintas bandas de rock nacional en ocasión de la gira del ex Beatle por Argentina (estuvo en Córdoba y luego en La Plata), escuché a uno de ellos decir que Paul parece rejuvenecer arriba del escenario y eso mismo sentí al verlo. Físicamente parece tener menos años de los que realmente tiene, musicalmente lo noté intacto a la hora de tocar el bajo, el piano o la guitarra, y si bien por momentos su voz acusa el paso del tiempo, vocalmente se bancó de muy buena forma todo el show.




El espectáculo tuvo condimentos increíbles e inolvidables. Paul McCartney apareció en el escenario del Estadio Mario Alberto Kempes, cantó las dos primeras canciones (A Hard Day’s Night y Save Us) y luego -como puede verse en el video del recital-, en un castellano bastante claro para un inglés, dijo “Buenas noches, Córdoba” y se despachó con un saludo bien local, bien cordobés: “Hola culiados”. Esto hizo reír y delirar al público: Paul “hablando en cordobés”. Fue una gran manera de “romper el hielo” de arranque y “meterse en el bolsillo” a los espectadores. En la previa del recital escuché que McCartney había estudiado español en el colegio y, por ello, entre canción y canción pronunciaba algunas palabras en nuestro idioma. En cuanto al saludo “a lo cordobés”, fue idea de la productora del artista, quienes se pusieron en contacto con la productora local (a cargo de José Palazzo) para pedirle datos sobre las costumbres locales. Así llegó al cantante el saludo popular cordobés y fue él quien decidió incluirlo en el show. Música para sentir, y de la mejor, pasó por Córdoba, y allí pude estar, presenciando un momento histórico.